De vuelta...

Imagen de Ruben EA5BZ

En Agosto tuve una leche fuerte con el avión y desde entonces decidí tomarme un tiempo de vacaciones para que se me pasara "el mal rollo". Desde Diciembre que me regaló Martín el Calmato de ala alta he volado muchísimo y he hecho muy buenos amigos dentro del hobbie, pero la leche de Agosto me dejó algo tocado.
Esta mañana me ha llamado Juan Carlos preguntándome si podíamos vernos para almorzar.
Nos hemos visto sobre las 10, pero su idea no era almorzar, sino darme un Calmatito Sport + motor para que me anime de nuevo a volar y superar el trago.
La verdad es que se lo agradezco mucho ya que es el empujoncito que me faltaba para volver a volar y pasar el mal trago. Pienso tomármelo con muchas relajación y orientado de otro modo, pero al menos un rato los Viernes tarde si que comenzaré de nuevo a ir a la pista.